38. sueño que estás...



A veces sueño contigo, sueño que estás. 

A veces ese sueño es tan real que el despertar me duele, me duele darme cuenta de que no es cierto. No me abrazas, no me haces reír, tampoco me riñes, ya no me haces cosquillas...

Me estoy olvidando de tu risa, del sonido de tu voz... no quiero perderlo, tengo que acordarme... no puedes diluirte en mi memoria, no, tú no puedes hacer eso, te necesito.

Necesito tus consejos, tus manos grandes cogiendo la mía, tu apoyo incondicional, tu profunda mirada, esos pequeños ratos en que disfrutábamos sólos de un café y un cigarro a medias...

Siento que estás, no puedo estar tan equivocada, te veo en mí, te veo en mi hermana, te veo en lo que hago, incluso en mi hijo estás.

Por eso, aunque ya no respires a mi lado, 
quiero que sepas que te sigo necesitando para darme aliento.

Gracias por todo papá.


16 comentarios:

Fle dijo...

Qué bonito. :)

Yo tengo la suerte de tener papá todavía y ojalá me dure mucho, mucho. El día que me falte, uf. :(

Un beso y gracias a tí por hacerme pensar en él y en la suerte que tengo. :)

quierodormir dijo...

Sabes que a mí me falta mi madre.
Te puedo asegurar, que a pesar de los años que han pasado, todos los días pienso en ella y en todo lo que no pude compartir, todo lo que no vivimos juntos, todo lo que se perdió de la vida de sus hijos, momentos malos y buenos...
Pero te puedo asegurar que aunque no veas su presencia, es cierto lo que dices, tu padre está junto a ti, siempre cerca , observándote y guiándote en todas tus acciones.

No temas nada, que esa sensación no desaparecerá nunca.

Un beso.

Eingel dijo...

el mes pasado hizo nueve años de la muerte de mi padre... en agosto haran los mismos de la de mi madre...

crecemos, nos hacemos adultos y tenemos que pasar por estas cosas, que son ley de vida, gusten o no

(todo el mundo decia que el 2000 seria año de cambios, vaya si lo fue)


Besooooos

Raquel dijo...

¡Vaya! Mi padre murió antes de que yo naciera, así que entiendo lo que dices. Lo he echado mucho de menos, aunque nunca lo conocí. Me ha conmovido tu artículo. Un besito.

Txispas dijo...

Fle: gracias.

Quierodormir: si, lo sabía, primero dudé si publicarlo o no, por no herir los sentimientos de algunos, pero como el blog es mío y yo lo necesitaba, pues ahí está.

Eingel:tienes razón, el 2000 trajo demasiados cambios, fue justo cuando desapareció de mi vida un 11 de febrero.

No sé si mañana estaré por aquí, igual sí, pero no prometo nada.

Txispas dijo...

Raquel: gracias por tus palabras. Besos también para tí.

Sil dijo...

Mi caso es más complicado. Porque él no estaba cuando nací. Pero nos reencontramos por el camino cuando yo ya era mayor. Y aunque vivimos en ciudades distintas, ya no pienso en lo raro que se me hace llamarlo "papá", ni se me pasa por la cabeza la vida sin él.

Txispas dijo...

Sil: es extraño el poder de la sangre ¿verdad?, me alegro de que esté en tu vida.

Forgiven Princess dijo...

Precioso texto. Lo cierto es que ya desearía yo una relación siquiera parecida con mi padre... Pero bueno, algo así siento por mis abuelos.

Un beso, y gracias por pasar por mi pequeño reino, siempre serás bien recibida ^^

Txispas dijo...

Forgiven Princess: Gracias.
No creo que haga falta un padre, sino una figura paterna, si en tu caso son tus abuelos, da igual, creo que lo necesario para crecer es tener el apoyo de álguien que te quiere como eres y a pesar de lo que eres.
tú también eres bienvenida, entra cada vez que quieras, te ahgo un huequito, espera, ...................................aquí, todo tuyo. ;)

Rebeca dijo...

Txispitas! está en todas esas cosas que dices, y olvidarse nunca se olvida, la vida esta cargada de cositas que nos traen los recuerdos.

Txispas dijo...

Rebeca: gracias por tus palabras, está siendo un día raro.

HYDRO dijo...

¿ que vas a olvidar? Ni te lo pienses, los seres queridos se marchan, pero cómo yo digo:quedan en un rinconcito de tu corazón bajo llave, es... algo tuyo.

Txispas dijo...

HYDRO: gracias, un detalle tu comentario.

Marisabidilla dijo...

Qué bonito, neni!!

Con lo presente que lo tienes es imposible que llegues a olvidar su voz o su risa.

Besos mil

Txispas dijo...

Marisabidilla: no creo que se olvide, por lo menos el nombre no, lo comparte con quiero-quiero...

Gracias por tus besos.