101. los concejos de Asturias...


Como todo el mundo sabe Asturias está dividida en concejos... veamos algunos:

  1. Concejo de Almohada: las siestas respirando su aire puro saben mejor, revitalizan cuerpo y mente y no engordan.
  2. Concejo del cuchillo y tenedor: imprescindible su visita para degustar el chorizu a la sidra, los diversos tipos de quesus y el cabritu...
  3. Concejo de la cuchara: imperdonable el no probar su estupendísima fabada, eso sí ojito a las consecuencias, posicionamiento lorzil y gases varios, ejem...
  4. Concejo de la calma: abrir la ventana, ver el Naranjo de Bulnes, si el día está clarito, el verde, el olor a rocío mañanero...
  5. Concejo de los chigres: en cualquier otro lugar del mundo serían bares de malamuerte, en Asturias son instituciones, no gastan en decoración lo que pueden gastar en buen género...
  6. Concejo del Cantábrico: mi mar, mis olas, mi playa, mis rocas, ains...
  7. Concejo de Padrino: en un pueblito, en el concejo oficial de Cabrales, vive el padrino de quiero-quiero y el de mi boda, uséase, son la misma persona... sólo el verle ya merece la pena el viaje.
  8. Concejo de Blogo-amigo-amor-platónico: estaré más cerquita, así que el viernes de semana santa, si no le surje nada...podrá descubrir a la verdadera Txispas, Tengo-trabajo-nuevo y a Quiero-quiero. Espero que no se asuste ;)
Hala, que lo he escrito sólo para que no os acostéis con el mal sabor de boca del post anterior, para que veaís que a mí casi, casi, ¿se nota que miento?, se me ha pasado, ejem...

*por cierto la foto es mía, uséase la he hecho yo solita con mi cámara la última vez que pasamos por Arenas de Cabrales, desde la orilla del río que está al lado del parking gratuíto.

13 comentarios:

quierodormir dijo...

Me ha gustado el post, si señor (sobre todo el Concejo nº 8).
Espero que no surja nada.

quierodormir dijo...

Y a ver quién se asusta más.

coco dijo...

En cambio mi pueblo está dividido por los unicejos. Que son mis vecinos. No se hacen las cejas, y además tienen mala ostia.
Que te diviertas, ídola.

Eingel dijo...

y el concejo de la sidra, que?

Pues eso... que si me dejas sustituyo a tu señor marido y me voy con vosotros (solo para el viaje, no pienses que tengo ideas sucias)

Besooooos (noglogyv alguna rara tenia que salir... y esta es la venganza de todas)

La Rizos dijo...

Aissss... Asturias, con sus fiestas del prau, sus sidrinas, sus Cadaqueses y sus bollus preñaus, ho! Qué recuerdos, chica, qué recuerdos...

anselmo dijo...

UmmmmmmMmmmmm...choricitos a la SidrraaaaaAAAAaaaaa.
Lo de la anterior entrada es lo qe hay. Enlos curros hay gente que no cumple y encima se vende o llora. Contaría mucho de mi empresa, pero no debo, no debo.
un besazo.

Txispas dijo...

Quierodormir: jajaja, por mi parte no surgirá nada que impida que Txispasfamily suba a Asturias el jueves y vuelva de Asturias el domingo después de comer...

Coco: jopé con lo de ídola, y que no me lo explica jolín, yo también espero divertirme.

Eingel: entra dentro del Concejo Padrino, nunca faltan unas doce botellas en su casa bien fresquitas... Puedes venir sin necesidad de sustituir a mi señor marido, jajaja...

La Rizos: ah los bollus preñaus, tenía tantas ganas de comerlos que busqué la receta y les hice, madrededios qué buenos me quedaron...

Anselmo: ya te digo, se me hace la boca agua sólo de pensarlo... porque los puedes hacer aquí, pero no saben igual! Lo del trabajo... pues eso, que sigo enfadada, jopé!

Raquel dijo...

El primer sitio al que tengo conciencia de haber querido ir de pequeña es Asturias. Allí veraneaban mis tíos y cuando nos enseñaban las fotos... ¡me encantaba! Todavía no he ido y no me lo puedo perdonar. A ver si puede ser este año. Ojalá.

Txispas dijo...

Raquel: deberías pequeña saltamontes, deberías...

quierodormir dijo...

Deberías Raquel, deberías

Txispas dijo...

lo sabía, sabía que lo ibas a decir, jajajajaja

ynosek(+)kontarte dijo...

pero que buenos ratos que he pasado yo en asturias madre mía ... ay

Joder-Que-Estress dijo...

Oye!! Que también es mi padrino... Acaparadora, que primero fue mío...
Ejem. Besitos.