93. el príncipe azul...


Esta es una historia basada en hechos reales...

Hace 10 añitos (madremía, y yo me acuerdo de eso! buf qué mayor soy ya...), bueno, a lo que vamos, cuando tenía la maravillosa edad de 19 años, estaba completamente entregada a la búsqueda del príncipe azul, pero entregada de verdad de la buena, vamos, que me pasaba el día buscándolo por todas partes...

El caso es que cuanto más lo buscaba más sapos verdes encontraba, nadie era ni por asomo mi príncipe azul; y eso que yo no esperaba encontrármelo con la melena al viento, montado en un caballo blanco y llevándome lejos a su reino y ser felices y comer perdices...

Un día pensé en qué era realmente lo que haría que mi príncipe fuera el mejor de los príncipes, me llevó bastante tiempo el darme cuenta de que ni siquiera yo podía definirlo y, si no podía definir las características ¿cómo demonios iba a encontrarlo?...

Entonces me dediqué en cuerpo y alma a quererme a mí misma (ojito malpensados...), poco a poco fueron apareciendo sapos, ranas, algún príncipe despistado... de toda la gente que conocí saqué algo: el poder de una sonrisa, una mirada especial, lo divertido de correr espantando palomas, bailar bajo la lluvia (y lo no tan bonito del resfriado del día siguiente...), de todos un poco y de ninguno todo lo que yo veía que iba necesitando.

Pasó el tiempo y conocí a álguien con quien podía hablar, reír, bailar (aunque creo que lo hizo como excepción para llevarme al huerto...), jugar y ser yo misma, no la Txispas de cara a la galería, sino la verdadera Txispas, ésa que ahora está contenta, en segundos se enfada, se le pasa en otros segundos, la que es una ironía con patas, la dulce... ése príncipe sacó lo mejor de mí y lo puso en la portada, desde entonces me gusto más.

Así que aquí viene la moraleja: dejad de buscar, porque muchas veces los árboles no nos dejan ver el bosque y puede, sólo puede, que vuestro príncipe/princesa azul/rosa esté justo delante de vuestras naricitas...

19 comentarios:

MaCoROW dijo...

Y a veces vienen en envoltorios inimaginables!!!

Txispas dijo...

ya te digo... el envoltorio del mío es de lo más apetecible, además ahora en el trabajo nuevo lleva traje y ÑAM ÑAM... más de una vez lo atacaría sin piedad, jajajaja

HYDRO dijo...

Siempre tenemos un ideal de cómo queremos que sea nuestra pareja "perfecta", luego con el tiempo descubres que tu pareja"perfecta", es sólo fachada.Te das cuenta de que a tu alrededor hay un patito feo que se convierte en cisne.Un besito.

Eingel dijo...

puede que sea cierto, que esta delante de mis narices... pero entonces, o soy un cegato, o no se da por aludida

(y el amor propio es de lo más bonito que hay... no sé que haría yo sin el...)


Besooooos (hershem... este debe ser judio)

Txispas dijo...

HYDRO: pero realmente és perfecta para tí, que al final es lo que cuenta...

Eingel: no hay mayor ciego que el que no quiere ver...

quierodormir dijo...

Me ha gustado mucho lo que has escrito, y lo que se lee entrelíneas.

Un beso.

Txispas dijo...

Quierodormir: gracias, llevaba un par de días pensando en ello...

Joder-Que-Estress dijo...

¡Qué bonito! Aunque lo difícil es llevarlo a cabo. Sinceramente, creo que iré a revisarme la vista, por si acaso...

Besitos.

Prehorpe: pre-jopé... Lo que viene siendo, antes d eun jopé.

La Rizos dijo...

Pues sí, pues sí... nadie se para a observar que los príncipes azules a menudo visten de verde :P

Un besote, guapa!

Camaleona dijo...

Mi príncipe me hace reir. Así fue como lo encontré.

tatojimmy dijo...

¡¡Demonios!!

Llevo un buen rato mirando justo delante de mí... ¡¡y no veo a ningún príncipe!!

Voy a limpiarme las gafas... a ver si es eso... ains.

;p

besos.

Txispas dijo...

Joder-que-estress: desde luego os tomais todo al pie de la letra, leñe!

La rizos: jajajaja, o de amarillo, de rojo....

Camaleona: es lo mejor que puede hacer un príncipe, reír es el mejor deporte y creo sinceramente que está infravalorado...

tatojimmy: ¡¡qué ilu volver a leerte!! ¿te estás enganchando?, jajaja... de todas maneras gracias por venir. En cuanto a lo de limpiarte las gafas... deberías aunque sólo sea para ver mejor a tus "chicos de post", madremía que elementos, la pena es que yo no le gustaría y a mí ya no me dejan ligar... ;)

Sil dijo...

Ains, no me hables de herederos a la corona...

Besicos, Txis, ¿todo bien? ;)

Kabra dijo...

yo soy tan torpe, que a mi el principe encantado, me encontro, mientras yo le decia> quita quita.

luego me lo mire mejor y me dije> ah joder, que me lo paso.

en fin...

Txispas dijo...

Sil: todo bien, gracias, la migraña está muerta o por lo menos lo suficientemente drogada para no notarla... jajaja

Kabra: ¡bienvenid@! me alegro de que comentes, ¿ves? como lo tenías delante... hay alma de cantaro, jajajaja

postit dijo...

Qué razón tienes, mi príncipe vino a mí por casualidad. Cuando le conocí no me llamó la atención, pero bastaron dos conversaciones para decirme a mí misma: Este es "pa mi".

Besotes.

Txispas dijo...

Postit: jeje me alegro por tí.


¿Ves Eingel hombre de poca fe?

Raquel dijo...

¿Dónde, dónde, dónde? Que no lo veo, Txispitas, que no lo veo... jajaja. Bueno, habrá que tener los ojos bien abiertos.

Eingel dijo...

la esperanza es lo ultimo que se pierde... yo no la pierdo

Besoooos