274. cartas de un extraño...

... o no tanto...

Sabeis que leo vuestros blogs a través del reader, que quita todo lo del blog y te deja el textopeláo... pues a veces abro cada blog por separado, para verlo en todo su esplendor, una vez leída la entrada en el post original, comentada, en la mayoría de los casos, suelo ojear la barra lateral... en ésas estaba cuando en el blog de The Inner Girl, he visto esto, me ha traído recuerdos...

Estudié en un colegio de monjas desde los 3 años hasta los once, que pasé a un colegio público cerca de mi casa.

No sé si sabéis que las monjas son muy dadas a cositasnoñassacadineros, como las llamaba mi padre, las huchas del domund, las convivencias adoctrinadoras, la recogida de dinero para las misiones, pero sobre todo las cartas... creo que éso es lo único que eché de menos al cambiar de colegio...

La cosa iba de la siguiente manera: todos los alumnos de mi colegio anotaban sus nombres y direcciones en una lista, esta lista se enviaba por correo a todos los colegios de las mismas monjas que las mías, ¡¡en todo el mundo!! y los alumnos de allí elegían a quién escribir y ¡¡te llegaban cartas!! , por supuesto tú también escribías...

Era genial, llegaba a casa todos los días a ver si tenía carta... rebuscaba en el buzón, preguntaba a mis padres... a veces me llegaba alguna, la devoraba con fruicción, deseando empaparme de la vida de aquella niña en Argelia que contaba cómo se vivía en una tienda de campaña, de la vida de aquel hombrecito ya peruano que para ir al cole tenía que andar casi 50 kilómetros... de aquella chica francesa que tenía un castellano horrible lleno de faltas de ortografía que me hacían reir, del niño portugués de ocho años que jamás había tenido un bolígrafo hasta la iniciativa de la escuela... de tantos otros...

Por eso, para recuperar la ilusión por mirar mi buzón, para recibir más cosas que publicidad y cartas del banco... por eso voy ahora mismo a inscribirme...

10 comentarios:

Anna dijo...

Creo que muchos hicimos lo mismo al leer la entrada de Inner :D Yo ya he mandado mis 5 primeras postales, y estoy esperando a que me llegue la primera.

Feliz Postcrossing!!

Eingel dijo...

Y si creamos una red de correo ordinario entre los blogueros?

Pegotitos dijo...

Casualidades de la vida he leido hace poco un post pidiendo exactamente lo mismo. Te dejo la dirección a ver si os hacéis amigüitas :)
http://www.zuvik.com/blog/2009/10/03/quiero-un-penfriend/

*** ~~........ALEJANDRA........~~*** dijo...

eso , eso , por dios ...darme trabajo... ¿¿¿ claro !!! como vosotros no las repartis..

Camaleona dijo...

He terminado tirando todo lo que me traje de casa de mis padres cuando me casé... menos mi caja gigante llena de catas y postales (colecciono postales de todas partes del mundo)... ya tengo ocupado el altillo de un armario, cuando me deshaga de la cuna, el colchón de la cuna, el carrito con cuco y el carrito de mayor, el cuco, el balancín... tendré sitio para más cartas... buaaaa!!

Artabria dijo...

Yo también echo de menos el escribir y recibir cartas. Ahora están los emails, que son super rápidos, pero las cartas tenían su encanto...

Txispas dijo...

Anna: me registré ayer y esta mañana salen las postales... ya contaré.

Eingel: eres un revientasorpresas... buaaaaaaaaa!!!!, hala, ya estás tardando en mandarme un mail con tu nombre y dirección para recibir una carta... ains!! muaks.

Pegotitos: ahora me paso a cotillear... gracias :)

ALEJANDRA: ejem, no te quejes, no te quejes... no me tires de la lengua, jajaja

Camaleona: ¡¡¡GENSANTA!!! la de cosas que tienes que quitar antes... O_O

Artabria: ya te digo :)

Markos dijo...

Yo es que soy muy raro y a veces me dan ventoleras, como aquella en la que quemé todas las cartas escritas que tenía. No las hecho de menos, tengo su recuerdo, y si no me acuerdo será por algo.

Como cambian los tiempos. Y a que sitios tan dispares nos llevan.

Salu2

Eingel dijo...

jooo lo siento

Txispas dijo...

Markos: nos vamos haciendo con el tiempo, sin esos recuerdos no serías quien eres...

Eingel: ejem...