13.el perro del hortelano

O lo que es lo mismo, ni come ni deja comer; esta viñeta de Maitena ilustra perfectamente lo que trato de contar.

Basta con que una persona quiera algo tuyo o, en su defecto algo que tu tenías, para que lo vuelvas a desear con más fuerza que la primera vez.
El caso es de una conocida mía, llamémosla la super-mamá, ella es estupendamaravillosa y todo lo hace requetebienchupilerendi juan pelotilla, o eso cree...
Le regalaron a su hija un triciclo, muuuuy remono rosarosachiclebarbie, a la nena le encantó; pero como pasa con estos trastos que te regalan sin consultarte, a super-mamá no le hizo mucha gracia, para ser sincera ni pizca, más bien se enfadó, hay que ver...
Pasó el tiempo y otra mamá, la sinolonecesitasmelollevo, le preguntó si seguía usando el triciclo, ya que nunca volvimos a verlo por la calle, porque le vendría bien para su hija.
Entonces pasó lo que ya se estaba oliendo, por lo menos las que conocemos a super-mamá, se levantó sin decir nada, ni siquiera cogió el móvil, corrió a casa y volvió con el susodicho triciclo; cuando pensábamos que nos habíamos equivocado y se lo iba a dar... pues no, va a por su hija, la sienta en el triciclo y dice toda seria: "¿Cómo te lo voy a dar si mi hija lo está usando?"

Y se quedó tan ancha... para coj.... los suyos, ole, ole y ole

Nunca me ha parecido normal, al estar leyendo viñetas la he visto y no he podido por menos de contarlo; tengo-trabajo-nuevo lo flipó cuando se lo conté el mismo día que pasó, alucinaba con su egoismo, vaya ejemplo el de la super-mamá

4 comentarios:

quierodormir dijo...

Txispas, me divierte no-sabes-cuánto tu manera de contar las cosas. Me parto cada vez que te leo.
Tu nick te viene como anillo al dedo.
Pero como veo que lo de los "nombres-descriptivos" no los limitas a tu familia y compañeros, me entró una duda.
No te lo tomes a mal, es simple curiosidad, ¿tú hablas así normalmente o es sólo en el blog?.

Txispas dijo...

Me alegro que te diviertas, normalmente si, hombre, depende de con quien esté, pero en ningún caso es para meterme con nadie, salvo con la super-mamá, que no hay quien la trague, jajaja, ya os ireis enterando de porqué, todo se andará...

Eingel dijo...

envidia, no es otra cosa

maldita envidia que pudre el mundo

Besooooos

Txispas dijo...

Eingel: ¿estás un poco negativo hoy no?, jolín. De verdad que la super-mamá es insufrible, no la envidio para nada. En mi hogar no se grita, mi marido me quiere, no me pone los cuernos por lo menos, y quiero-quiero es felíz, no se pasa el día llorando y gritando como la suya.