354. ¿Las lágrimas que no se lloran esperan en pequeños lagos?


... y once años después sigo sin saberlo, te fuiste antes de contestarme.

Seguimos aquí, sigo acordándome de tí, cada día. Sigo hablándole de ti a quiero-quiero, te reconoce en las fotos y hasta está orgulloso de sus orejas, que son un calco a las tuyas, dice que así oye como si fueras tú.

Tantas veces me enseña tantas cosas... hubieras sido feliz con él, hubieras compartido la pasión por la vida que te caracterizaba, tantas palizas de cosquillas que nunca le darás, tantos abrazos de oso, tantos pasos de gigante... tanto...

Pero ¿sabes?, ya se los damos nosotros, porque tú y mamá me enseñasteis cómo debe ser una familia y debo decir orgullosa que yo tengo una de las mejores que conozco. 

Creo que estarías orgulloso de nosotras, de lo que hemos aprendido, de cómo hemos evolucionado, de haber podido continuar sin ti...

Te echo de menos papá

6 comentarios:

Soundtrack dijo...

:-(

No quedan palabras. Un abrazo...

Camaleona dijo...

Ahora me toca a mí decirte que comparto tu melancolía, que sé que conviertes en sonrisa, porque al fin y al cabo, el recuerdo de las grandes personas, provoca simplemente sonrisas... y alguna lagrimilla contenida.
Te envío un beso repleto de comprensión.

RAMPY dijo...

Yo también te envío otro beso y todo el cariño que se puede desprender de estas palabras impresas .
Rampy

Eingel dijo...

(mis once años los cumpli hace un mes... y dentro de seis meses)

Solo puedo decir una cosa sobre tu padre...


os enseñó bien, muy bien. Ojalá yo hubiera tenido tan buen maestro


Un beso dulce.

Negrevernis dijo...

Un beso.

***~~ KELTIKHE~~*** dijo...

te quiero.
Alejandra.