362. lo importante no es dónde estás...

... es tener un sitio al que volver.


Yo ya tengo el mío. Son un par de brazos fuertes que cuando te rodean sientes que todo, todo saldrá bien, también tengo un par de bracitos que me hacen sentir más fuerte de lo que soy, incluso tengo cuatro patas peludas que me recuerdan con cariño.


Mi sitio es mi familia, la que hemos creado poco a poco y con mucho esfuerzo, cada día es un logro, cada avance una pequeña victoria, pero este verano estoy lejos de ellos, el trabajo manda y mi sueldo es muy necesario. ¿Cuántas cosas hacemos por dinero? ¿Merece la pena desgarrarte el alma para ganarlo? Hay veces que la respuesta se me atraganta, no, no merece la pena, pero hay montones de cosas que pagar y las facturas hacen mella en la muralla de mi castillo.


Así que remontas el vuelo, marchas lejos a trabajar y dejas atrás esos mimitos nocturnos, esas palizas de cosquillas, esos besos que te dejan sin aliento, esos brazos que te reconfortan, ¿y todo? todo por lograr unos billetes que lograrán que sigamos comiendo, aunque sea separados.


No merece la pena, pero es lo que hay.


P.D. en este post no hay foto, no hay nada que pueda ilustrar lo que siento. Hay momentos mejores y momentos peores, el trabajo me va bien, los compañer@s son geniales, me río... pero siempre hay ratitos en los que pensar y, como dijo alguien: "pensar es perjudicial para la salud"

8 comentarios:

Eingel dijo...

Un beso, un abrazo

No puedo ofrecerte mucho más, pero cuando quieras... sabes por donde ando

RAMPY dijo...

Lo importante es que tengas trabajo, aunque para eso tengas que sacrificar otras cosas.
Un beso.

Jenn dijo...

Ciertamente pensar es perjudicial para la salud...

Sé que no ayuda, pero piensa en éste verano trabajando fuera como un break de tu vida cotidiana, un flashback de aquellos años en los que no había brazos fuertes, ni bracitos, ni cuatro patas... Vuelvo a lo mismo, no ayuda, pero dicen que el que no se consuela es porque no quiere.

Te quiero pequeñita!! Besitos.

Laura dijo...

Bueno, mi trabajo ha hecho que esté todo el curso fuera, pero como tú dices es lo que hay. Verás qué rápido pasa el tiempo. Un abrazo.

Soundtrack dijo...

Vaya Txis, supongo que hay que pensar que es algo temporal, y a la larga beneficioso para la familia... ¿Tan lejos estás o tantas horas dedicas que no puedes hacer visitas de fin de semana? (pregunto desde la ignorancia)...

Lo importante, como tu dices, es que tu sitio seguirá siendo tuyo y esperándote cuando regreses...

Rebeca dijo...

Yo también pienso que no vale la pena, pero hipotecamos grandes cosas por lo material y al final nos queda ese vacio interior, pero bueno, siempre hay que pensar que es sólo provisional.

Markos dijo...

No, no vale la pena. Espero que pronto te puedas permitir el lujo de vivir como tú quieres.
Así que mientras tanto, ánimo! que ya queda menos para regresar.
Salu2

Gamar dijo...

El dinero vale cada vez menos, en todos los sentidos. Aunque cada vez pareciera que necesitamos más, con el paso del tiempo, algunos como yo, comenzamos a resignarlo por cosas mucho más importantes.
Beso