278. ¿ya no me quieres?

Esta tarde, mientras quiero-quiero veía un poco la tele, me tumbé en mi cama, no podía más. Verle mirar con ojos de agua a Mickey sin reirse cuando Donald hablaba, sin saltar cuando Mickey hacía la Mickeydanza... me partía el alma, él está triste, pero yo me estoy apagando.

El problema de castigar a un niño, es que el castigado eres tú, siempre. Si no le dejas ver la tele, da por saco hasta que se aburre y encuentra otro entretenimiento, si le castigas con no comer chuches o chocolate... se quedará afónico de llorar como si le hubieras negado agua en el desierto, si le castigas sin ir al parque... encima de tener que aguantar el berrinche, tú también te quedas en casa.
Mis padres seguían la norma de castigar con lo que más me gustaba, hasta que, con los años, aprendí a no mostrar demasiado interés por las cosas, para evitar que me las quitaran en caso de castigo. Yo no quiero que pase éso, quiero que mi hijo demuestre lo que siente. Así que me planteé otra manera de castigar sus actos negativos, "fuera momentos especiales", de ésta manera no castigaba a nadie más que a mí misma junto al niño, él seguía viendo sus dibujos, seguía disponiendo de todos sus juguetes... pero sin momentos especiales.
En mi casa, como no trabajo fuera por las tardes, hay un rato todas las tardes para momentos de "mamá y quiero-quiero", es en estos ratos a solas, cuando hacemos muñecos de plastilina, cuando nos pintamos con pinturas de dedos, cuando jugamos a palizas de cosquillas, cuando leemos cuentos poniendo voces a los personajes, cuando saltamos en la cama, cuando somos, en definitiva, dos niños jugando. En estos momentos no hay tiempo, sólo estamos los dos, sólo contamos nosotros, hasta Fiona se va aburrida a la cocina porque sabe que ha dejado de existir, sólo estamos nosotros.
Castigar a mi hijo sin esos momentos... es lo más duro que he hecho en mi vida, me paso el día arrepintiéndome de no haberle dado un beso al dejarle en el cole, el instinto me dice que hago bien, que las cosas hay que hacerlas sincéramente, que no se debe mentir nunca y menos con lo que se siente. Le privo de mi contacto por su bien. No me gusta cómo suena eso, pero pensando fríamente, éso es lo que estoy haciendo.

Estaba tumbada en la cama, cuando quiero-quiero vino a la habitación:

mamá, ¿puedo guntarte algo?
sí, dime
¿tas llorando?
¿porqué lloras? ¡no me gusta verte tiste! ¿ya no me quieres?
(mientras empezaba a llorar en silencio)
te quiero tanto, tanto, que soy capaz de hacerme daño yo para evitar hacértelo a tí, por eso quiero que entiendas porqué estoy tan triste, así que te lo voy a explicar de nuevo vale?
vale mami
cada vez que te riño por algo y tú gritas y te enfadas y das patadas al suelo, cada vez que me haces burla cuando hablo, cada vez que interrumpes mis palabras sin respetarme a mí y a la persona con la que hablo, cada vez que me contestas mal, cada vez que ignoras lo que digo pones una lágrima en mis ojos y una pupa en el corazón
¡¡No!! ¡¡¡no quiero que tenas láminas ni pupas!!!
lo sé, así que tendrás que pensar un poco más la próxima vez, cuando te diga algo, deberás obedecer, sabes que puedes preguntar el porqué de las cosas, ¿verdad?
¿como cuando no dejas pisar charcos cuando no tengo las botas de coches?
igual, no te dejo pisar charcos porque no tienes los zapatos adecuados, ¿a que cuando te pongo las botas de coches sí pisas charcos?
(las lágrimas han dejado de caerle por las mejillas, se han secado y quedan dos caminitos de sal sobre su carita triste)
entonces si alguna vez te digo algo y tú no estás de acuerdo, puedes preguntar y tratar de negociar para que cambie de opinión, pero a lo bruto no, así no conseguirás nada conmigo
(se sube a la cama y busca mi corazón)
¿tonces me perdonas mami?
(ahora la que llora soy yo)
claro cariño
¿me quieres mucho? ¿haces un favor?
sí, mucho muchísimo, ¿qué favor?
no tengas pupas en el corazón mami, yo te cuido

No sé si alguien de vosotros ha pasado por algo semejante, pero ése abrazo, notar su cuerpito caliente, el latir de ése corazoncito acompasándose al mío... éso, éso es la vida chicos...




24 comentarios:

Anónimo dijo...

Jolin... mira que yo no soy de niños, siempre digo que no tendré (por sus berrinches y sobretodo por el parto que me da panico) pero madre mia, estoy llorando como si tu hijo fuera mio.
Que ricura..
Hay que ser fuerte para educarle así, asi que te animo para que sigas por ese camino aunque a veces sea dificil

CMQ dijo...

jo, con lo poco que me gustan los críos y me has puesto "láminas" en los ojillos...
Te digo lo mismo que esta mañana, lo estás haciendo muy bien. Un beso enorme.

Eingel dijo...

(sin palabras)

Un beso

Txispas dijo...

Anónimo: hay veces que el corazón tan grande y blandito de una mamá, se tiene que endurecer para hacer crecer poco a poco al peque, sabrás hacerlo cuando te llegue el momento.

CMQ: lo hago de la mejor manera que se me ocurre, gracias.

Eingel: sin palabras, ¿tú?, de tí esperaba algo, no sé.

Eingel dijo...

que me he emocionao...

a ver... creo que te he dicho mas de una vez que tiene suerte de que seas su madre...

y que ojalá yo pudiera llegar a ser una pequeña parte de bueno... si algun dia surge la oportunidad

Besooooos

quierodormir dijo...

Me cuesta escribirte un comentario.
Porque quiero ser sincero, pero sólo es una opinión, ni más válida ni menos que la de cualquier otra persona que te escribe. Sabes las dudas que tuve en algún momento sobre mi valor como padre, como padre de un niño que sólo es tres años mayor que quiero-quiero, así que ya te imaginarás que entiendo perfectamente lo que sientes por él y lo que sientes en esos momentos.
Pero pienso que te estás equivocando en el enfoque del problema.
Sólo quiero hacerte reflexionar y que pienses otra vez si crees que estás actuando de la manera más adecuada.
¿Te suena la expresión "chantaje emocional"?. Pues a mí me recuerda mucho lo que estás haciendo.
Creo que no deberías utilizar el amor, o la relación entre tú y tu hijo, como castigo para conseguir ningún fin, por muy noble o loable que te parezca.
Si tú aprendiste a no mostrar interés por las cosas que te gustaban para que no te las quitaran, qué podrá aprender él para que su madre no lo rechace en determinados momentos en los que él no se porta cómo debiera.
¿Crees que merecerá la pena que desarrolle esas habilidades?
¿Crees que eso le llevará a ser más sincero contigo en el futuro?
Tú eres su madre y su vida estará muy condicionada por la relación que hayáis tenido durante este tiempo, y el cariño entre los dos no puede ser moneda de cambio.
Por muy madura y razonable que te pueda parecer piensa que sólo es un niño de tres años, y los niños de esa edad no razonan por muchas explicaciones que les des, pero entienden que una acción puede o no tener consecuencias, y aprenderán en función de eso.

Te lo digo desde el cariño y la amistad, por eso creí mi deber darte mi opinión. Pero tú tienes la sartén por el mango, tú eres la madre y él tu hijo.

Un beso.

P.D.- Y cuando quieras hablamos de esto o de lo que más te apetezca.

Txispas dijo...

Eingel: ok, si es por eso vale.

Quierodormir: gracias, en serio, muchas gracias. Un chantaje emocional no es lo que yo considero "maravilloso", pero en estos momentos, según es quiero-quiero, creí que era la mejor opción, lo que le podía llegar. Más allá de dejarle sin chuches o bobadas similares, esto lo iba a sentir. No tengo ni la más mínima intención de utilizarlo como "moneda de cambio" en plan o te portas bien o no te demuestro que te quiero, no. Pero hay veces que acabas haciendo algo que no te gusta para tratar de lograr algo que crees mejor, ¿no?, pues este es uno de esos casos. Si esta tarde quiero-quiero no hubiera claudicado... ¿crees que hubiera podido seguir manteniendo esto mucho más?
Creo que le conozco lo suficiente para saber que no tiene ningún trauma por ello, otra cosa sería si cada vez que hiciera una trastada le ignorara de esta manera, pero no sé que me da que esta vez será suficiente.
Gracias por dar tu sincera opinión, no esperaba menos de tí. Un besote grande.

quierodormir dijo...

Lo que sé es no merece la pena sufrir inutilmente, pasarlo mal y hacer a los demás que lo pasen mal. Hablando de hijos... que te voy a contar.

Me alegra que te lo hayas tomado bien. Yo confío en que sabrás haerlo muy bien.

Otro beso.

Txispas dijo...

Quierodormir: viniendo de tí, no creo que pudiera tomarme algo mal :)

Camaleona dijo...

Me alegro mucho de que se haya terminado la angustia. Tenéis el resto de vuestras vidas para encontrar otra forma de negociar que no sea tan dolorosa. Tú eres creativa, así que encontrarás la manera.
Como mami que soy, dos lagrimones gigantes rodaban también por mis mejillas...

Anna dijo...

Te puedes creer que yo también he llorado al leerte? Un besazo para los dos!!

Txispas dijo...

Camaleona: por supuesto, habrá que inventarse otra cosa :)

Anna: gracias :)

erranteyerrado dijo...

Cachissss...casi has conseguido que sienta envidia de las mujeres que sois madres :P.
En fin, no tengo hijos y no creo que nunca llegue a tenerlos, y por eso no puedo hablar con conocimiento de causa, pero está claro que eres una madraza.

Martha dijo...

Joer...se me han saltado las lágrimas. Veo que no soy la única ^^ Gracias por compartir con nosotros ese momento tan especial. Me has llegado mucho con este post!

1 besazo para ti y otro para quiero-quiero!

Txispas dijo...

erranteyerrado: se hace lo que se puede y no siempre sale bien.

Martha: me alegro de haber tocado un pedacito de tu corazón.

Soundtrack dijo...

Joer... si me estoy emocionando y todo...

Rebeca dijo...

Y tan vida TXISPAS, me he sumado a vuestras lagrimitas.
Debe ser muy duro tener que hacerse daño uno mismo para cumplir con sus principios y obtener un bien.

Laura dijo...

Vaya, es emocionante,como todo lo que concierne a los peques.

Besos.

Oscuro dijo...

La verdad es que me emocionó profundamente tu entrada de hoy Txispas.
¡Qué difícil es siempre hacer lo que uno debe hacer!

Un besito

*** ~~........ALEJANDRA........~~*** dijo...

estoy de acuerdo con quieroiradormir.

FIONA dijo...

pues yo ........ llego de csualidad soy mami de dos nenes y me hiciste llorar ,no se si por mi neurona sensible ,por mi amor de madre o que soy idiota pero me siento identificadisima con esta situacion y muy feliz de poder revivirla a menudo ,saludos

La Rata Infecta dijo...

¡Jodía, que me has hecho sudar por los ojos...!
¿¿¿¿¿Y a mí me quieres?????
Por cierto, ¿tus piñas? XDDD

La Rata Infecta.

Txispas dijo...

FIONA: bienvenida!!!! espero verte más a menudo por aquí... una cosita y espero que no te ofenda... ¿sabes que te llamas como mi mascota? jajaja Lo bueno es que así no me olvidaré de tu nombre ;)

La rata infecta: ostras! ahora voy

dreifu dijo...

Hacia tiempo que apenas disponía de "tiempo" para visitar mis bitacoras favoritas, ( de escribir en la mia ya ni hablamos..) y acabo de hacer unos minutitos y he entrado en esta que es una de las que mas me gustan. Y chapo... me encanta la manera en la que educas a tu hijo. Cuando sea papi, (espero que pronto, por fin) me gustaria mucho poder hacerlo de la misma manera en que tu lo haces. Hacerle comprender las cosas y ayudarle a crecer del mismo modo.
Enhorabuena por como eres, y como construyes el futuro de tu hijo.

Un abrazo muy fuerte, y por si vuelvo a estar un tiempo sin poder entrar, Felices fiestas y felices días para ti y los que te rodean.